LA ESQUELA FÚNEBRE DE MÉXICO

Un descuido, táctico e individual escribió la esquela fúnebre de México ante Argentina, con un desenlace adverso de 2-0. Según Gerardo Martino, técnico de la selección mexicana, entre esa desatención y la aparición de Lionel Messi, se cambió la historia.

Para Martino, las circunstancias se confabularon. La salida de Alexis Vega estaba contemplada e Hirving Lozano pidió su cambio. Y en esos momentos llega el primer gol de Argentina.

“Sabíamos que el desgaste de Alexis Vega y (Hirving) Lozano iba a ser muy grande. Teníamos ya previsto el cambio de Vega y Chucky pidió el cambio. Volvimos a nuestro planteamiento habitual en el partido, y entonces llega el gol de Argentina. Los tres volantes estaban del mismo lado de donde atacaba Argentina, y cambiaron el juego y entonces apareció Messi, con un disparo lejano, y como lo habíamos comentado, en cinco segundos te hace daño”, dijo Martino.

El Tata defiende la estrategia utilizada, porque sometió al adversario, porque lo metió en la desesperación y porque lo controló en la primera mitad y el arranque del segundo tiempo.

“Habíamos trabajado y sabíamos que la forma en que lo planteamos, era la mejor manera para neutralizar a Argentina, y sin duda funcionó. Decidimos colocar a dos delanteros penetrantes, que ayudaran en la recuperación y atacaran al espacio. La idea era cortar en la mitad de la cancha y salir al espacio. Probablemente no conseguimos ser más eficientes en el ataque, pero fallamos en la definición de la jugada final”, dijo Martino, al sopesar el hecho de que en dos partidos suma apenas cinco disparos a gol y ninguna anotación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *